Vive el verano, pero cuida tus ojos.

En verano, cuidamos nuestra piel, pero nos olvidamos de una zona muy sensible al sol, que son nuestros ojos. Esto nos puede producir una serie de efectos adversos desde conjuntivitis, queratitis, irritación, enrojecimiento, sensación molesta, en algunos casos visión borrosa y dolor, pero además se favorecen daños a largo plazo, debidos al efecto Seguir leyendo